sábado, 19 de septiembre de 2009

Lo que sentimos

La maestra pregunta si alguien vio ayer el partido de baloncesto. Cuatro pequeñas manos se alzan sobre las cabezas. La maestra explica que el partido se jugó en Katowice, una ciudad de Polonia, y señala dónde se sitúa en el mapa. La protagonista del libro que van a leer (Ben quiere a Anna) ha emigrado desde Katowice hasta Alemania (La maestra vuelve al mapa) y asiste por primera vez a un nuevo colegio.
Los niños y las niñas de la clases opinan sobre lo que le pasa a Anna.
F. cuenta que él llegó a Barcelona y no entendía ni el español ni el catalán, porque sólo sabía hablar francés y árabe. Un niño se acercó a él para ser su amigo pero no podía entenderlo.
-¿Cómo aprendiste a hablar?
-Viendo la tele, responde con una sonrisa de pícaro.
H. abre mucho los ojos para explicar que ha vivido esa experiencia dos veces. Aún puede recordar cuando llegó a Madrid procedente de Dinamarca. Pasó dos meses sin hacer nada en el colegio porque no sabía nada de español.
M., tan pequeña, añora la nieve de los inviernos de Ávila.
M.A. se acuerda del primer recreo en esta escuela, cuando llegó a Primaria desde el colegio de Infantil. Se sentía solo y perdido en aquel patio tan grande.
La maestra piensa que la soledad y el desarraigo no entiende de fronteras, lenguas ni edades.

2 comentarios:

clarita134 dijo...

Es muy bonito.Pero algunas veces no se sabe de que hablas.

Pepi C. dijo...

¡ Qué bonito!